Leyenda del palacio municipal de Chetumal

El Palacio municipal en Chetumal (Quintana Roo), es un lugar que aparte de servir como dependencia de gobierno, también alberga entre sus muros actividad paranormal. Se escuchan pasos, murmullos y hay apariciones de espectros traslucidos.

Se cree que el motivo de toda esta energía sobrenatural es que anteriormente esta propiedad fue utilizada como prisión, y sabemos de sobra que en esa clase de lugares el sufrimiento de las personas sobra y se generan secretos por demás perturbadores que buscan salir a luz de cualquier forma.

Entre los negros pasajes de esta cárcel se dice que se utilizaba la ley fuga para los prisioneros; la cual consistía en dejarlos escapar, proporcionándoles cierta ventaja y una vez cruzado un punto específico los guardias disparaban con intensión de matar. Por supuesto era casi imposible librarse de las balas, funcionaba mejor como un pase seguro al más allá, y un momento de diversión para los celadores.

El edifico cuenta con las características típicas de lugares encantados, una oscura historia pasada, una temperatura fría muy incongruente con el clima cálido de la región, objetos que cambian de lugar, puertas que abren y cierran por su propia voluntad, ruidos extraños, sombras en las oficinas vacías…y la siempre inquietante sensación de ser observado, de que un gran peso se posa sobre los hombros.

Hasta el momento, no hay pistas de lo que estas entidades quieren revelar, pero tarde o temprano, los sucesos que no dejan descasar en paz a esas almas, se sabrán.

{ 2 comments… add one }
  • acm

    todo bien pero mucha publicidad

  • Carmen De La Hunt

    Muy bien ejemplo a los jóvenes y temor a Dios! A cercenar a la iglesia Católica!

Leave a Comment