Leyendas de terror

Leyenda de la Mujer que bailó con el Demonio




Esta leyenda parece ser muy popular, pues se cuenta de un suceso similar en muchas regiones de la república. Fue en aquellas épocas de los salones de baile, cuando bellas muchachas se reunían para asistir en grupo a escuchar música en vivo y por supuesto sacudirse el polvo. En esa ocasión María había sido convencida por sus amigas de acompañarlas al evento, pero al llegar, inventaba cualquier pretexto para evitar subir a la pista con algún extraño.

De pronto, entre la multitud resaltaba un hombre muy elegante de traje oscuro y fina ropa, se notaba entre los demás por sus accesorios de oro, seguramente era algún tipo adinerado en busca de pareja. Leer Leyenda completa AQUI

Leyenda del Forastero y la niña




Se dice que esta Leyenda está basada en un hecho real que sucedió en los pueblos de la sierra del Perú, es un lugar alejado de la carretera, donde las casas están alejadas 600 metros unas de otras. En una de ellas estaba hospedado un Forastero quien pasaría ahí una semana antes de reanudar su viaje, mientras descansaba, ya entrada la noche, recibió una visita inesperada, pues no conocía a nadie en ese pueblo, aun así, atendió a la puerta cuando llamaron.

Al abrir, había frente a él una niña, de unos ocho años, tenía sobre su piel heridas de quemaduras, el forastero se muestra amable y le pregunta: -¿que necesitas niña a estas horas?- para lo cual ella tiene otra pregunta: -¿me regalaría un vaso con agua?,-Si, claro que si- le dice el hombre, muy dispuesto a ayudar, y después de darle el vaso, la niña se va.
Leer Leyenda completa AQUI

Leyenda de la Weisse Frau




No cabe duda de que la Dama de Blanco trasciende las fronteras, hay en cada país una versión propia de esta aparición. La Weisse Frau o Dama Blanca, fue un fantasma que aparecía en castillos alemanes, especialmente en Karlsruhe, Berlín, Bohemia. Al parecer era inofensiva, aunque la familia real de Prusia, los Hohenzollern, la relacionaban con catástrofes y muerte.

La muerte de Federico I, fue precipitada por su creencia en la Dama Blanca. Su mujer, que había perdido el uso de sus facultades mentales, acostumbraba a vestirse de blanco. Una vez, que andaba por el castillo sola, sin custodia, como solía tener para cuidar de ella, se cortó con unos cristales mientras su esposo dormía, este se despertó por el estruendo, y al verla ahí tirada, con su blanco vestido cubierto de sangre, cayó enfermo, depresivo, creyendo que la Dama Blanca le llamaba a la muerte. El hombre no pudo con la presión y murió al poco tiempo. Leer Leyenda completa AQUI

Página 4 de 512345