Leyendas de terror

Leyenda del tesoro de Exquitlán




Vivió hace algunos años en Tulancingo, Hgo. El hacendado Don Pánfilo García quien poseía una inmensa fortuna, gracias a un pacto con el Demonio. El hombre maltrataba a sus trabajadores, pues cualquier falta cometida por estos, los hacía terminar con los puercos hambrientos para ser devorados, como castigo. Tenía también un cuarto destinado específicamente, para el castigo de los peones.

Cuando su hija le confesó que estaba enamorada de un peón y pensaba casarse con él. Don Pánfilo lo torturó, y después lo hizo pedazos para dárselo a los puercos, todo esto ante los ojos de su hija, que no pudo soportar tal crueldad y se suicidó poco tiempo después en el encierro impuesto por su propio padre.

Pánfilo enfermó al verse sin su hija, ya que era lo más que amaba en el mundo. Murió poco tiempo después, dejando una enorme fortuna. Leer Leyenda completa AQUI

El Nautilus




La única manera de poder llegar a mi destino, era subiendo a una embarcación. Quienes me conocen saben perfectamente que siento una aversión innata hacia el mar. Lo cierto es que no sé por qué. He recurrido a la hipnosis con el objetivo de saber si mis temores están relacionados con algo que haya vivido en mi infancia. Sin embargo, ni la ciencia ni los médicos naturistas me han podido ayudar para descubrirlo.
Leer Leyenda completa AQUI

Leyenda de la Casa de los Enanos




Ubicada en la Avenida Juárez 1702 de la Ciudad de Puebla en México. Hay una casa hermética a cualquier mirada del exterior, la cual originó la leyenda de que vivían ahí, unos hermanos que se enamoraron y tuvieron hijos entre ellos, niños deformes y con baja estatura, por lo cual los padres cubrieron la casa para evitar a los chismosos. Otras personas dicen que se organizan ahí fiestas paganas y los participantes, entran y salen por un pasadizo subterráneo que da a un estacionamiento en Paseo de Bravo.

Leer Leyenda completa AQUI

Página 3 de 512345