Leyenda de la Weisse Frau

No cabe duda de que la Dama de Blanco trasciende las fronteras, hay en cada país una versión propia de esta aparición. La Weisse Frau o Dama Blanca, fue un fantasma que aparecía en castillos alemanes, especialmente en Karlsruhe, Berlín, Bohemia. Al parecer era inofensiva, aunque la familia real de Prusia, los Hohenzollern, la relacionaban con catástrofes y muerte.

La muerte de Federico I, fue precipitada por su creencia en la Dama Blanca. Su mujer, que había perdido el uso de sus facultades mentales, acostumbraba a vestirse de blanco. Una vez, que andaba por el castillo sola, sin custodia, como solía tener para cuidar de ella, se cortó con unos cristales mientras su esposo dormía, este se despertó por el estruendo, y al verla ahí tirada, con su blanco vestido cubierto de sangre, cayó enfermo, depresivo, creyendo que la Dama Blanca le llamaba a la muerte. El hombre no pudo con la presión y murió al poco tiempo.

La familia real de Rusia, la relacionan con la condesa Agnes de Orlamünde quien fue tapiada viva por envenenar a sus hijos. A veces de luto, a veces de blanco, paseaba silenciosa por las dependencias del castillo. Sus apariciones van desde 1486, hasta su última aparición en 1879.

Se cuenta, que en diciembre de 1628, la Dama Blanca apareció en el palacio real de Berlín, y gritó: – Venid, juzgad a los vivos y a los muertos. Estoy esperando el juicio -.

Una leyenda similar habla de una mujer, en el siglo XV, de nombre Bertha von Rosenberg de Nauhaus, que arrullaba a los niños cuando las criadas dormían. Al parecer, una de ellas se encontró con el fantasma, y la Dama le dijo: – yo no soy como vos, una extraña en estos muros. Soy miembro de la familia y este niño es hijo de mis hijos –.

Conoce más leyendas: leyendasmexicanas.mx

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Leer entrada anterior
Leyenda de las campanas de la Basílica

Hace años, había un capellán en la antigua Basílica de Guadalupe, se dice que era muy cumplido y puntual en...

La Vieja del Parque

Era ya demasiado tarde para que el par de enamorados se encontrara en el parque, pero aun así Rodrigo pedía...

Cerrar