El doble

Uno de los nuevos cuentos de terror existentes en la actualidad es el del doble, una historia verdaderamente sorprendente que deja pensando a muchas personas que creen que podría existir una persona idéntica a ellas en cualquier parte del mundo, y no la conocen.
Resulta que un joven que vivía en un pueblo rural bastante chico acostumbraba a transitar siempre el mismo camino para dirigirse a ver a sus animales y volver a casa. En ese camino se cruzaba a muchas personas del pueblo, con las cuales tenía un trato cordial de saludar y comentar cosas sobre el clima y los animales. Un día se encontró con un hombre anciano que iba en sentido opuesto por ese camino tan angosto. Al saludarlo, el anciano se sorprendió al verlo, y le explicó que lo acababa de ver hace unos minutos en una camioneta en la otra parte del pueblo. El joven se rió y le dijo que seguramente se había confundido, ya que no sabía conducir y que se encontraba viendo a sus animales.

A los días, cuando estaba en el pueblo, saludó a su peluquero, con el que tenía un trato frecuente. El peluquero asustado lo miraba con una cara extraña, y le dijo que lo había visto en una camioneta, y que lo había saludado, y éste le hizo un gesto bastante extraño, aunque sin hablar, y luego se fue. El joven, sorprendido nuevamente, le dijo que no sabía conducir y que seguramente se había equivocado.

Luego de esos dos episodios, el joven comenzó a recibir muchos testimonios de personas que lo habían visto, incluso hasta familiares, manejando una camioneta por ese camino que siempre transita. Él llegó a la conclusión de que se trataba de un espíritu que estaba allí ahuyentando a los animales depredadores que le comían su ganado, y que a su vez no era malvado, ya que no hablaba con nadie, y siempre saludaba cordialmente a las personas, tal y como él lo hacía. Aunque siempre transitó ese camino con miedo de verlo a él mismo en esa camioneta.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Next post:

Previous post:

Leer entrada anterior
El vagabundo

Odiseo vivía en un barrio bravo. Ya sabes, esos lugares en donde tienes que estar constantemente viendo hacia todos lados,...

Cerrar